Leadership Development

Cómo crear un programa de desarrollo de liderazgo para mujeres

El desarrollo de liderazgo es crucial para el éxito de cualquier organización. Cuando se crean estas líneas de liderazgo necesarias, las organizaciones enfrentan el reto de lograr un equilibrio en el liderazgo. Ese equilibrio se ve muy afectado por asuntos de género. 

 

Estadísticamente hablando, los hombres tienen la delantera como líderes en los negocios. Representan el 80% de los ejecutivos y tienen el doble de probabilidades que las mujeres de avanzar a un puesto de liderazgo. En los últimos 3 años ha aumentado la cifra de mujeres líderes. Sin embargo, muchas organizaciones todavía están lejos de lograr un equilibrio de liderazgo perceptible. 

 

Falta de diversidad de género en los equipos de liderazgo 

La igualdad de género en los equipos de liderazgo es un desafío que las organizaciones enfrentan día a día. La diversificación de su equipo de liderazgo consiste en encontrar la persona adecuada para desempeñar su función, independientemente del sexo.   

 

Las mujeres en puestos de liderazgo, como grupo desatendido, no reciben el enfoque y los recursos que necesitan para ser exitosas. Como resultado: 

 

  • Sólo el 29% de los cargos gerenciales es ocupado por mujeres 
  • Solo el 5% de las mujeres ocupa puestos de CEO en los Estados Unidos 
  • De 100 hombres que fueron ascendidos a una gerencia, solo 72 mujeres fueron promovidas
     

Se ha demostrado que las empresas con más mujeres en puestos de liderazgo superan a la competencia en más de un tercio. Cuando existe una sólida representación de mujeres en puestos administrativos más altos, hay una mejor salud organizacional, ventaja competitiva global, capacidad de respuesta a las partes interesadas y una mejor imagen pública. 

 

Cuando las mujeres reciben la oportunidad de trabajar en esos puestos, usted tendrá la oportunidad de sacar provecho de esos beneficios.   

 

Desafíos que enfrentan las mujeres líderes en el lugar de trabajo

Las mujeres están rompiendo los paradigmas y asumiendo las riendas y posiciones de liderazgo. Sin embargo, ningún gran líder llega a la cima sin enfrentarse a los obstáculos. Existen desafíos que todas las mujeres encaran durante su viaje a la cima. Estos retos incluyen: 

  • Ideas tradicionales de liderazgo que se centran en rasgos que se consideran más comunes entre los hombres. Estos rasgos incluyen confianza, decisión y asertividad. Al asociar estas palabras solo con líderes masculinos, las organizaciones obligan a las mujeres a demostrar una y otra vez que poseen los mismos rasgos. 
  • Escasez de mujeres líderes que actúen como modelos a seguir o como mentoras. Al no haber otras que seguir, las mujeres luchan por forjar su propia trayectoria de carrera profesional hacia roles de liderazgo. 
  • Funciones laborales tradicionales que están asociadas con el género, lo que crea una barrera invisible para las mujeres. Dado que los líderes son vistos generalmente como hombres, algunos ejecutivos no toman en consideración a las mujeres para llenar una vacante. 
  • A las mujeres se les percibe como competentes o agradables, pero rara vez como ambas. Cuando una mujer toma el control, se la ve como una líder competente, pero a menudo no agrada porque tiene una personalidad "enérgica". 
  • Las responsabilidades profesionales y personales se consideran una enorme carga para las mujeres. Históricamente, la expectativa es que las mujeres tomen la iniciativa en el hogar, mientras que los hombres lideran en el mundo de los negocios. 
  • Las mujeres dudan en abogar por sí mismas y, por lo tanto, no toman la iniciativa de buscar oportunidades de liderazgo. 

Estos desafíos se prestan directamente a los estereotipos que crean la desigualdad de género. Para combatir estos desafíos su organización debe estar dispuesta a dar a las mujeres la oportunidad de desarrollar su carrera profesional necesaria para convertirse en líderes exitosas. 

Buenas prácticas para crear un programa de desarrollo de liderazgo para las mujeres 

La creación de un programa de desarrollo de liderazgo generará la oportunidad para que sus colaboradoras puedan moverse dentro su organización. Si desea que su programa sea exitoso, debe tener muy claras las buenas prácticas a seguir:

  1. Redefina el concepto de líder en su organización

    Antes de planificar su programa de desarrollo de liderazgo, debe tomarse el tiempo para redefinir lo que significa ser un líder. Proporcione evidencia a su equipo de liderazgo actual sobre los beneficios de la diversidad de género. Esto ayudará a revertir las opiniones tradicionales de las mujeres líderes y ayudará a su organización a tener una mente abierta sobre el cambio y la inclusión. 

    No solo está redefiniendo cómo los hombres de su organización ven a un líder. También está ayudando a sus colaboradoras a ver el potencial de ser una líder. Al adoptar una nueva mentalidad, anima a las mujeres en su lugar de trabajo a que tomen un papel más activo en la búsqueda de puestos de liderazgo.  

  2. Identifique a sus mujeres líderes potenciales

    Identificar quién debe participar en su programa de desarrollo de liderazgo es esencial para el éxito del mismo. La identificación de las mujeres líderes potenciales es más fácil cuando se conocen los datos analíticos relacionados con: 
  • A quién está contratando actualmente su organización y a quién planea contratar 
  • A quién ya ha puesto en su línea de sucesión 
  • A quiénes considera actualmente como sus colaboradores con alto potencial

Es importante que tome en cuenta a todos los colaboradores cuando está identificando a sus líderes potenciales. Si solamente se centra en los colaboradores que cree que desea como futuros líderes, entonces podría desperdiciar la oportunidad de desarrollar a una excelente colaboradora. 

  1. Enfóquese en el desarrollo activo

    Conforme establezca los objetivos de su programa, es importante que se centre en desarrollar activamente a las mujeres líderes. Esto se logra poniéndolas en situaciones que requieren un aprendizaje activo para liderar. Esto puede incluir: 
  • Brindarles la oportunidad de tomar el control cuando el líder actual está ausente 
  • Permitiéndoles colaborar con otros departamentos en proyectos especiales 
  • Delegarles tareas de liderazgo 

Cuando fomenta el desarrollo activo de las mujeres líderes, brinda a su equipo de liderazgo la oportunidad de valorar los aportes que ellas traen a la organización. Esto ayudará a aumentar la confianza de ellas como líderes y las motivará a derrumbar cualquier barrera.
 

Para más información sobre cómo iniciar un programa de mentoría diverso dirigido al desarrollo de las mujeres líderes, visite insala.com hoy mismo para programar una demostración. 

Explore our Career Development Resources

Share: