Antes de que se puedan implementar soluciones de software, ha de implementarse un programa de desarrollo profesional acertado.

Para cualquier organización de éxito, tanto los empleados como sus trayectorias profesionales han de tener un papel central y fundamental. La manera en la que la organización apoye y favorezca el desarrollo profesional les dará a los empleados motivos para involucrarse más y poder crecer. Al proporcionarles una variedad de opciones profesionales y mayor visibilidad sobre las posibilidades de crecimiento, las organizaciones pueden favorecer en gran medida que los empleados se involucren y motiven.